Academias en Venezuela exhortan a una vacunación de urgencia ante variante brasileña

Pixabay

La Academia Nacional de Medicina (ANM) y la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales (ACFIMAN), ante la confirmación de la circulación de la variante brasileña del coronavirus SARS-CoV-2, exhortaron a extremar las medidas de precaución y acelerar con carácter de emergencia la vacunación en el país.

En comunicado suscrito por el Dr. Enrique López-Loyo, presidente de la ANM, por la Dra. Mireya Goldwasser, presidenta de ACFIMAN y por Huníades Urbina-Medina, secretario académico de la ANM, se documenta que “el 3 de marzo 2021 se anunció la presencia en el país de varios casos de la COVID-19 causados por la variante brasileña del coronavirus SARS-CoV-2. Las evidencias preliminares indican que esta variante pudiera ser más transmisible que el virus que actualmente circula en Venezuela”. Así mismo, detallan, la experiencia de Brasil sugiere que esta variante puede reinfectar a personas que ya se han recuperado de una infección previa.

La forma más efectiva de limitar la propagación de esta nueva variante viral, y de proteger a la población, afirman, es redoblar los esfuerzos para cortar la cadena de transmisión del virus.

“Hay que mantener y reforzar medidas de prevención basadas en el uso de mascarillas, distanciamiento físico, y la higiene personal con énfasis en el lavado de manos”.

Ante esta situación, exhortan, también se hace imprescindible asumir la campaña de vacunación masiva contra la COVID-19 con un sentido de urgencia y una concienzuda planificación.

“Según la evidencia disponible hasta este momento, las vacunas actuales aparentemente siguen confiriendo cierto grado de protección contra la enfermedad grave, incluso contra la producida por esta variante identificada. Por lo tanto, es urgente que las vacunas estén disponibles de la manera más equitativa para la población”.

Experiencia de Chile

Las Academias piden mirar la experiencia de Chile, “donde se vacunará al 80% de la población adulta en el primer semestre del año, unos 15 millones de personas, es un ejemplo a seguir”.

También, enfatizan, es importante insistir en el rigor que debe guiar los procedimientos de evaluación y toma de decisiones basadas en evidencias científicas, ya sea para la selección de las vacunas que se ofrecerán a la ciudadanía, como también para ampliar y apoyar los sistemas de monitoreo genético del virus, que serán necesarios para seguir confrontando esta pandemia.

Esto requerirá, precisan, de un esfuerzo coordinado de todos los sectores en nuestro país.

Una vez más, la Academia Nacional de Medicina y la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales “ofrecen su experiencia y conocimientos para colaborar en las estrategias necesarias para el control de esta epidemia en el país”.