Alergia ocular, prurito y ardor que se pueden prevenir

Dr. Oscar Aldrey Palacios

Alrededor del 20% de las personas sufre cierto grado de conjuntivitis alérgica, la cual se expresa de diferentes maneras, de acuerdo con las condiciones ambientales.

Esta expresión alérgica se puede prevenir, atendiendo las debidas recomendaciones como evitar salir en días de mucho viento o protegerse con lentos oscuros, como bien detalla el Dr. Oscar Aldrey.

¿Cómo se define la conjuntivitis alérgica?

La conjuntiva es un tejido transparente que recubre el interior de los párpados. La conjuntivitis alérgica o alergia ocular ocurre cuando la conjuntiva se hincha o inflama debido a una reacción al polen, la caspa, el moho u otras sustancias que causan alergias.

La conjuntivitis alérgica es una inflamación conjuntival aguda, intermitente o crónica, causada normalmente por alérgenos aéreos. Sus síntomas incluyen prurito, lagrimeo, secreción e hiperemia conjuntival. 

¿Cuáles son las causas que dan origen a esta enfermedad?

  • Las reacciones alérgicas causadas por alérgenos transportados por el aire, por ejemplo, pueden inflamar la conjuntiva.
  • Son habituales el enrojecimiento, el prurito, la hinchazón, el lagrimeo y las secreciones fibrosas.

La conjuntiva (la membrana que reviste el párpado y cubre la parte blanca del ojo) contiene un gran número de células del sistema inmunitario (denominadas mastocitos) que liberan sustancias químicas (llamadas mediadores) en respuesta a una gran variedad de estímulos (como el polen, las esporas de los hongos o los ácaros del polvo doméstico).

Estos mediadores producen inflamación ocular, que puede ser breve o de larga duración. Alrededor del 20% de las personas sufre cierto grado de conjuntivitis alérgica

La conjuntivitis alérgica se debe a una reacción de hipersensibilidad de tipo I  (mediada por IGE ) frente a un antígeno específico (ver artículos previos) y por ello pueden existir varios tipos, a saber:

La conjuntivitis alérgica estacional (conjuntivitis de la fiebre del heno) o (rinoconjuntivitis alérgica estacional) se debe a esporas de hongos o pólenes de árboles, hierbas o arbustos transmitidos por el aire. Tiende a alcanzar su pico en primavera, a final del verano o principio del otoño y desaparece durante los meses invernales, según el ciclo vital de la planta responsable.

La conjuntivitis alérgica perenne (conjuntivitis atópica, queratoconjuntivitis atópica) se debe a ácaros del polvo, caspa de animales u otros alérgenos no estacionales. Estos alérgenos, sobre todo en ambientes domésticos, tienden a causar síntomas durante todo el año es una forma más grave de conjuntivitis alérgica, ya que se desconoce el agente estimulante (alérgeno), generalmente padecen de otras patologías alérgicas, tales como eccema, asma o alergia estacional.

La queratoconjuntivitis vernal es un tipo más grave de conjuntivitis, de origen más posiblemente alérgico. Es más común en varones de entre 5 y 20 años con antecedentes de eccema, asma o alergias estacionales. La queratoconjuntivitis vernal reaparece típicamente cada primavera y se atenúa en el otoño y en invierno. Muchos niños superan la enfermedad a principios de la vida adulta.

La inflamación de la conjuntiva causada por un virus o una bacteria se llama conjuntivitis infecciosa, a diferencia de la causada por una reacción alérgica.

¿Cuáles son los síntomas que permiten determinar la alergia ocular?

-Las personas con cualquiera de las formas de conjuntivitis alérgica desarrollan prurito intenso y ardor en ambos ojos.

Aunque los síntomas suelen afectar a ambos ojos por igual, algunas veces un ojo resulta más afectado que el otro. La conjuntiva se vuelve roja y a veces se inflama, produciendo inflamación en el globo ocular, lo que confiere un aspecto hinchado. Puede sentirse un intenso prurito en los párpados. Frotar y rascar provoca enrojecimiento de la piel del párpado, hinchazón, y una apariencia arrugada.

En la conjuntivitis alérgica estacional y la conjuntivitis alérgica perenne aparece una abundante secreción ocular clara y acuosa; aunque a veces es viscosa. La visión no suele verse afectada. En muchos casos, se produce goteo nasal (rinorrea) y picor.

En la queratoconjuntivitis primaveral, la secreción del ojo es espesa y de aspecto fibroso, parecido a la mucosidad.

A diferencia de otras clases de conjuntivitis alérgicas, la conjuntivitis primaveral a menudo afecta la córnea (la capa transparente situada delante del iris y de la pupila) y produce a veces pequeñas úlceras abiertas (úlceras de la córnea). Estas úlceras causan un intenso dolor ocular con la exposición a luz brillante (fotofobia) y a veces provocan una pérdida de visión transitoria.

-¿Cómo saber que la conjuntivitis es por origen alérgico y no está asociada a otra causa?

Los alérgenos que causan los síntomas varían de una persona a otra y dependen en cierto grado de la zona geográfica. Los elementos que más frecuentemente pueden producir conjuntivitis alérgica son:

  • El polen
  • El moho
  • La caspa y pelo de los animales domésticos
  • Los ácaros del polvo
  • Productos cosméticos
  • Antibióticos

El diagnóstico de la conjuntivitis y la diferenciación entre la conjuntivitis bacteriana, viral y no infecciosa  suele ser clínico.

En la conjuntivitis alérgica, existen eosinófilos en los frotis conjuntivales, que pueden tomarse de la conjuntiva tarsal superior o inferior; sin embargo, rara vez está indicado.

En la siguiente tabla (dirigido a personal profesional médico) trato de simplificar unas medidas prácticas de diagnóstico diferencial

Características diferenciadoras en la conjuntivitis aguda

EtiologíaSecreción/tipo celularEdema palpebralAfectación ganglionarPrurito
BacterianasPurulenta/leucocito polimorfonuclearesModeradoPor lo general, ningunoNinguna
ViralCélulas claras/mononuclearesMínimoA menudo presenteNinguna
AlérgicaClara, mucoide, viscosa/eosinófilosModerado a graveNingunaLeve a intenso
     

¿Una conjuntivitis alérgica puede producir pérdida de visión?

Definitivamente la respuesta es negativa, la complicación más frecuente es la conjuntivitis infecciosa bacteriana aguda que  puede ser producida por numerosas bacterias o virus.

Los síntomas son hiperemia, lagrimeo, irritación y secreción. El diagnóstico es clínico. El tratamiento es con antibióticos tópicos, apoyado por antibioticoterapia sistémica en los casos graves.

¿Acciones que nunca debe practicar un paciente con conjuntivitis alérgica?

Debemos de abolir cualquier medida no ortodoxa para el manejo terapéutico de enfermedades agudas y peor aún crónicas, como es la conjuntivitis, que puede ser alérgica o infecciosa como hemos descrito, en este sentido incluso es recomendable hacer diagnósticos diferenciales, para sugerir medidas terapéuticas específicas comprobadas científicamente que garanticen la completa mejoría del paciente, y esto solo lo puede hacer el especialista.

¿Indicaciones más frecuentes, desde la perspectiva médica, para atender la conjuntivitis alérgica?

-El tratamiento dependerá del momento del proceso en que se encuentre la conjuntivitis. Lo mejor frente a la conjuntivitis alérgica es la prevención. Para ello, es necesario determinar cuál es el alérgeno que la causa con el objetivo de intentar evitarlo.

Se puede reducir la exposición de la siguiente manera:

  • Mantener las ventanas cerradas y utilizar aires acondicionados con filtro, tanto en casa como en el coche.
  • Evitar tanto como sea posible realizar actividades al aire libre a primera hora de la mañana, que es cuando las plantas emiten el polen. Al caer la noche, que es cuando desciende.
  • Evitar salir de casa en días en los que haga mucho viento.
  • Tender la ropa dentro de casa, ya que el polen puede quedarse pegado.
  • Llevar lentes de sol al salir al exterior.

Por otro lado, para aliviar los síntomas, se puede:

  • Utilizar gotas lubricantes o lágrimas artificiales
  • Aplicar compresas frías en los ojos
  • No aplicar infusiones de manzanilla, ya que puede contener componentes a los que sea alérgico.
  • Evitar los humos del tabaco
  • Si el médico lo considera necesario, le recetará antihistamínicos.
  • En el caso de reacciones graves, se pueden recetar gotas de esteroides oftálmicos suaves.

Los síntomas suelen desaparecer con tratamiento, aunque frente a exposiciones prolongadas al alérgeno, la sintomatología pueden persistir.

Las personas con alergias crónicas o asma  que pueden sufrir inflamación prolongada o crónica de la conjuntiva, ( conjuntivitis vernal) su sintomatología es severa y requiere ciclos cortos de uso de gotas con esteroides más antihistamínicos tópicos.

¿Recomendaciones en el caso de los padres de niños pequeños a quienes es más difícil de controlar y evitar que se toquen los ojos?

-Dado que las conjuntivitis agudas por infección bacteriana o vírica son las causas de complicación más frecuentes y son muy contagiosas, deben utilizarse desinfectantes de manos antes y después de limpiar el ojo o de aplicarle los fármacos.

Además, se debe evitar tocar el ojo sano después de haber tocado el ojo infectado. Las toallas y los paños que se utilicen para limpiar el ojo no deben mezclarse con otras toallas y paños.

Las personas con conjuntivitis infecciosa, por lo general, deben permanecer en casa, sin asistir al trabajo o a la escuela durante unos días, como en el caso de un resfriado. En los casos más graves de conjuntivitis víricas, a veces la persona se queda en casa durante semanas. Una persona con conjuntivitis debe evitar nadar en una piscina.

Dr. Oscar Aldrey Palacios

El doctor Oscar Aldrey Palacios es pediatra inmunólogo clínico, profesor asociado (ad honorem) del Instituto de Inmunología Dr. Nicolás Bianco de la Universidad Central de Venezuela (UCV), expresidente de la Sociedad Venezolana de Asma, Alergia e Inmunología (Svaai), epónimo del XXVII Congreso Nacional de la Svaai 2019, presidente actual del grupo Aria Internacional para Venezuela (encargado de dictar pautas para el manejo del asma y la rinitis alérgica) y fellow de la American Academy of Asthma Allergy and Inmunology (Faaaai), miembro de la Academia Europea de Alergia e Inmunología (Eaai) con más de 140 trabajos publicados, tanto de manera nacional como internacional.

6 comentarios en «Alergia ocular, prurito y ardor que se pueden prevenir»
  1. Buenos días dr. Palacios,
    Desde hace más de tres años, una oftalmólogo me recetó un medicamento llamado Cloranfenicol, tres o cuatro veces al año por 15 días, presentaba picazón y mis pestañas se habían caído, ya son casi inexistentes. La picazón se ha reducido casi por completo pero mis pestañas no han crecido mucho. Qué me recomienda? Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *