Beneficios perdidos por no controlar la hipertensión

Pixabay

Autor: Dr. Julio Acosta Martínez

Según las más recientes encuestas de salud realizadas por organizaciones científicas como la Sociedad de Medicina Interna, la Sociedad de Cardiología y el Grupo de Estudio de la Hipertensión Arterial RHAVEN, se estima que en Venezuela tenemos unos seis millones de personas que padecen de Hipertensión Arterial. Esta es la condición más frecuente, detectado como factor predisponente para sufrir Infarto del Miocardio o el Accidente Vascular Cerebral.

Los resultados obtenidos en grandes estudios prospectivos realizados en miles de personas han permitido cuantificar el beneficio que obtienen los pacientes hipertensos que mantienen bien controladas las cifras de la Presión Arterial.

Por ejemplo, el Donald Lloyd-Jones reportó en la revista Hypertension del año 2017 , que en pacientes jóvenes y en buen estado de salud general, la reducción de 4 milímetros de presión evita 4 eventos cardiovasculares graves en 10 años, pero si reduce 12 milímetros son evitados 14 eventos graves.  

Más recientemente, el impecable estudio SPRINT presentado en noviembre de 2018 y realizado en 9,361 en pacientes de 40 años o más, seguidos estrictamente por más de 3 años, reportó una disminución de 25 eventos cardiovasculares graves por cada 100 pacientes -incluyendo la muerte de causa cardíaca- en aquellos pacientes hipertensos que lograron el control adecuado de las cifras de la presión arterial, comparado con aquellos en quienes no se logró.

Durante los últimos dos años las organizaciones científicas más importantes de América y de Europa han actualizado sus respectivas guías para el control de las cifras de la presión arterial, con precisión de los beneficios que significan ese control, definiéndolo como la cifra “meta” a la cual llegar con el tratamiento normotensor.

La Asociación Americana de Cardiología establece que en las personas adultas de cualquier edad mayor de 18 años en tratamiento individual normotensor, debe alcanzarse la cifra de 130 milímetros para la presión sistólica (“máxima”) y 80 mm para la presión diastólica (“mínima”).

Iguales cifras establecen la Asociación Europea y la Venezolana de Cardiología con la salvedad de que en las personas mayores de 65 años la meta de presión sistólica es menos estricta y la ubican en 140 mm.

Los beneficios mencionados se obtienen solo cuando las personas hipertensas tienen la presión permanentemente bien controlada en las cifras denominadas “metas”.

El Registro del control de la Hipertensión en Venezuela, el estudio RHAVEN publicado en 2019 en la internacional Revista sobre Factores de Riesgo Cardiovascular, fue realizado por 41 médicos especialistas simultáneamente en Caracas y otras ciudades del país, en más de 4.000 pacientes seguidos según un protocolo estricto.

El objetivo principal del estudio fue conocer el porcentaje de pacientes hipertensos que, con tratamiento médico realizado por especialistas en cardiología y en medicina interna; se encontraron los valores de la presión arterial dentro de las metas establecidas por las sociedades científicas en el 52 por ciento de los pacientes estudiados sucesivamente.

En Venezuela el 48 por ciento de las personas que padecen Hipertensión Arterial y se encuentran bajo tratamiento médico, no están con presión controlada. Esa mitad está expuesta a un riesgo mayor de las complicaciones cardiovasculares graves; pierden la oportunidad del beneficio de salud demostrado por el control de la presión.

Un diez por ciento de los pacientes hipertensos son resistentes al tratamiento bien realizado y cumplido; en el resto de los pacientes la causa identificada mas importante para la falta de control de las cifras anormales de presión es la ausencia de adherencia al tratamiento: lo cumplen incompletamente o lo abandonan de un todo; en otros es el incumplimiento de las medidas de los hábitos de alimentación y de actividad física adecuados, el consumo excesivo de sal, un sedentarismo prolongado y el abandono del hábito de fumar.

La Hipertensión Arterial es la principal causa de consulta médica de los adultos venezolanos; las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte por enfermedad.

La Hipertensión es el factor más común en las personas de 50 años o menos atendida en los servicios de emergencia por un Infarto del Miocardio.

Dr. Julio Acosta Martínez

Presidente del Colegio Venezolano de Endotelio y de la Asociación Venezolana de Aterosclerosis. Expresidente de la Sociedad Venezolana de Cardiología y profesor retirado de Cardiología Clínica en la Universidad Central de Venezuela. Médico Cardiólogo de la Policlínica Metropolitana de Caracas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *