fbpx

Educación sexual, integral y alternativa

Hisvet Fernández


Hisvet Fernández es psicóloga social, feminista, activista de los DDHH de las Mujeres y los Derechos Sexuales y Reproductivos, directora del Centro de Capacitación para la Vida (Cecavid). Integrante de la Alianza Salud Para Todas. Coordinadora del Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos de las Mujeres, núcleo Lara. 
@psicosexualhisvetf 
 hisvetfernandez@gmail.com
@psicohisvetfernandez

Todas las personas deberían tener la información que los estados modernos por ser laicos deben garantizar: la educación sexual y afectiva integral de carácter laico, no sexista y con enfoque de Derechos Humano e Interseccional.

Esto es realmente una Educación sexual Alternativa a la Educación de la Sexualidad que se ha venido impartiendo en las familias y Escuelas en general. Reforzada por los medios de comunicación y todas las instituciones sociales.

Las investigaciones nos muestran que la mayoría de las y los adolescentes carecen de los conocimientos necesarios para tomar decisiones sobre su sexualidad de manera responsable e informada lo que les hace vulnerables a la coacción, la manipulación por parte de terceras personas, el abuso sexual junto a otras formas de violencias sexuales, las infecciones de transmisión sexual y los embarazos no deseados.

La educación sexual integral alternativa basada en métodos adecuados para brindarles las herramientas necesarias en materia de conocimientos, información científica actualizada, valores y actitudes, así como las habilidades en todas las dimensiones de la sexualidad.

Esto les permite a las y los jóvenes proteger y promover su salud sexual, su bienestar y su dignidad así como el conocimiento de sus Derechos sexuales y reproductivos como una condición previa para ejercer plena autonomía corporal y sexual.

La Sexualidad debe ser abordada en sus dos grandes dimensiones: El Placer y la Reproducción lo cual garantiza el derecho de tomar decisiones sobre el propio cuerpo, sino también la información para tomar estas decisiones de manera sensata.

Debido a que tienen como fundamento los principios de derechos humanos, los programas de educación sexual integral ayudan a fomentar la igualdad de género y los derechos y el empoderamiento de las y los jóvenes.

La información sobre salud sexual y reproductiva es demasiado escasa para las y los jóvenes……Con poca información sobre sus cuerpos, salud reproductiva u opciones de anticonceptivos, muchas mujeres del país sufren las consecuencias de elevados niveles de fecundidad.

Las niñas y niños que son abusados sexualmente, en un 75% son mujeres, y estos hechos ocurren mayoritariamente en el círculo más cercano.