Efectos del SARS-CoV-2 en el sistema cardiovascular y posibles estrategias para su prevención

El Dr. Jagannatha Rao y el científico Armando Durant Archibold del Indicasat

El reciente estudio titulado Coagulopatía asociada con COVID-19 – Perspectivas y estrategias preventivas usando un glucano modificador de respuesta biológica y publicado en la prestigiosa revista Trombosis Journal busca prevenir dos factores responsables de la mortalidad en COVID-19: las lesiones endoteliales y las tormentas de citoquinas.

Este nuevo estudio es una coautoría de los investigadores Jagannatha Rao, investigador y director del Instituto de Investigaciones Científicas y Servicios de Alta Tecnología (INDICASAT AIP) y Armando Durant Archibold, investigador en Biomedicina del Centro de Biodiversidad y Descubrimiento de Fármacos del INDICASAT AIP.

La investigación muestra que los mecanismos para la desregulación inmunitaria producto del SARS-CoV-2 son multifactoriales, es decir, varios son los factores que desencadenan en la muerte por COVID-19.

En este estudio también participaron los científicos Nobunao Ikewaki de la Universidad japonesa Kyushu; Masaru Iwasaki de la Universidad de Yamanashi en Japón; Rajappa Senthilkumar y Senthilkumar Preethy del Centro Nichi-In para la Medicina Regenerativa (NCRM, por sus siglas en inglés) de la India; Shojiro Katoh del Hospital Edogawa en Japón y Samuel J. K. Abraham, de la Universidad de Yamanashi.

Las lesiones endoteliales son las capas que separan los tejidos de la sangre y la tormenta de citoquinas, proteínas causantes de una inflamación excesiva.

Los dos afectan la regulación en los mecanismos de coagulación y causan problemas severos.

Un factor importante que determina la presencia de estas irregularidades en la coagulación presente en pacientes con COVID-19, son las comorbilidades y las variaciones étnicas.

Se debe tener en cuenta la vulnerabilidad de los caucásicos, afroamericanos e hispanos antes de llegar a estrategias para manejar las complicaciones en la coagulación identificadas en informes recientes como las principales causas de mortalidad por COVID-19.

El estudio reporta cambios en la coagulación en pacientes con COVID-19, incluyendo trastornos graves en donde las proteínas que controlan la coagulación de la sangre se vuelven hiperactivas y la coagulopatía inducida por proceso infeccioso altamente inflamatorio que produce irregularidades en la coagulación normal del organismo, la llamada sepsis.

También se informa de evidencias que conducen a la formación de coágulos en las venas o tromboembolias y accidentes cerebrovasculares que en COVID-19 se asocia con un mayor riesgo de muerte.

En el escenario actual, donde no existe un remedio farmacológico definitivo para la prevención o el tratamiento actualmente disponible para la COVID-19, el suplemento alimenticio de betaglucanos pueden ser importantes en la disminución del desarrollo de COVID-19, reduciendo la mortalidad en el contexto de la coagulopatía, manteniendo acciones antiplaquetarias, antioxidantes, anticoagulantes y antitrombóticas directas, lo que respalda sus efectos beneficiosos como complemento para prevenir la coagulopatía asociada a COVID-19.

 Es por este motivo que se recomienda la realización de estudios para comprobar su efectividad en pacientes con el virus causado por el SARS-CoV-2.

Bioactividad de la aspirina

Dr. Temístocles Díaz

Otro estudio titulado Bioactividad de la aspirina para la prevención de lesión cardiovascular en COVID-19 y publicado en la revista científica Frontiers in Cardiovascular Medicine muestra que la pandemia causada por el SARS-CoV-2, ha generado importantes afectaciones a nivel del sistema cardiovascular, entre ellas la enfermedad trombótica, la cual es un factor crítico de mortalidad que se ha determinado en pacientes con casos severos de COVID-19.

Este segundo estudio se realizó bajo la coautoría del cardiólogo, Dr. Temístocles Díaz del Hospital Punta Pacífica en Panamá. También participaron el Dr. Jagannatha Rao y el científico Armando Durant Archibold, ambos de la Unidad de Investigación de Medicina Molecular del INDICASAT AIP, y los investigadores Barry Trachtenberg y Samuel Abraham, del Hospital Metodista de Houston, Texas y de la Universidad de Yamanashi, Japón, respectivamente.

Este artículo fue publicado en la revista científica Frontiers in Cardiovascular Medicine demostrando las secuelas que ha dejado la pandemia causada por el SARS-CoV-2.

Los estudios científicos les han permitido determinar que la aspirina (ácido acetil salicílico) es un medicamento con un importante potencial para el tratamiento de pacientes en los estados iniciales de la enfermedad, debido a los mecanismos de acción bioquímica que previenen el desarrollo de trombosis venosa, arterial y microtrombosis en los pacientes de COVID-19.

El principal mecanismo bioquímico que reduce el riesgo de enfermedad trombótica es la inhibición de la enzima ciclooxigenasa 1, lo cual conduce a la reducción en la producción de la prostaglandina H2, potente vasoconstrictor que incrementa la agregación plaquetaria, aglutinando las plaquetas y formando trombos o coágulos en ambos sistemas venosos y arteriales

La enfermedad trombótica produce alteraciones en muchos órganos, principalmente el pulmón y el sistema cardiovascular, y la aspirina, un fármaco muy utilizado en medicina con actividad anticoagulante antiviral, reduce la fiebre y posee propiedades anti analgésicas.

Por tal razón, un tratamiento en pacientes en etapas tempranas de COVID-19 con aspirina en dosis bajas (75-100 mg) representa una estrategia farmacológica importante para la prevención de la enfermedad viral.

Ambas investigaciones serán presentadas ante la Asociación Panameña de Cardiología que se reúne en un simposio internacional, entre este viernes 20 de noviembre y el sábado 21, con una audiencia de más de 1,000 personas

Con información de INDICASAT-AIP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *