Fatiga y dificultad para dormir, a seis meses de sufrir COVID-19

Pixabay

Un estudio publicado en línea, en la revista The Lancet, ofrece importantes datos para saber qué ocurre con un paciente luego de experimentar la enfermedad del COVID-19.

Titulado, Consecuencias a los seis meses del COVID-19 en pacientes datos de alta del hospital: un estudio de cohorte, se realizó con personas dadas de alta del Hospital Jin Yin-tan (Wuhan, China) entre el 7 de enero de 2020 y el 29 de mayo de 2020. 

“En total, se inscribieron 1,733 de 2,469 pacientes dados de alta con COVID-19 después de excluir a 736. 

Los pacientes tenían una edad media de 57 años y 897 (52%) eran hombres. El estudio de seguimiento se realizó del 16 de junio al 3 de septiembre de 2020”.

De acuerdo con los autores, se trataría del estudio con la cohorte más grande ( n = 1733)  “y con la mayor duración de seguimiento de las consecuencias de los pacientes adultos dados de alta del hospital que se recuperan de COVID-19”.

Son sus autores  Chaolin Huang, Lixue Huang, Yeming Wang, Xia Li, Lili Ren, Xiaoying Gu, Liang Kang, Li Guo, Min Liu, Xing Zhou, Jianfeng Luo, Zhenghui Huang, Shengjin Tu, Yue Zhao, Li Chen, Decui Xu, Yanping Li, Caihong Li, Lu Peng, Yong Li, Wuxiang Xie, Dan Cui, Lianhan Shang, Guohui Fan, Jiuyang Xu, Geng Wang, Ying Wang, Jingchuan Zhong, Chen Wang, Jianwei Wang, Dingyu Zhang y Bin Cao.

Razonan que el impacto a largo plazo en la salud de los pacientes COVID-19 todavía no están claras, de allí que el objetivo del estudio fue describir las consecuencias e “investigar los factores de riesgo asociados, en particular la gravedad de la enfermedad”.

El estudio, entre otras conclusiones, señala que “la fatiga o debilidad muscular (63%, 1,038 de 1,655) y las dificultades para dormir (26%, 437 de 1,655) fueron los síntomas más comunes. Se informó ansiedad o depresión en el 23% (367 de 1,617) de los pacientes”.

A los meses de la infección aguda, “los supervivientes de COVID-19 presentaban principalmente problemas de fatiga o debilidad muscular, dificultades para dormir y ansiedad o depresión

Los pacientes que estuvieron más gravemente enfermos durante su estancia hospitalaria tenían una capacidad de difusión pulmonar más gravemente deteriorada y manifestaciones anormales de la imagen del tórax, y son la principal población objetivo para la intervención de recuperación a largo plazo”, observan los investigadores.

Otro dato de valor, es que el 76% de los pacientes informaron “de al menos un síntoma seis meses después del inicio de los síntomas y la proporción fue mayor en las mujeres”.

Preocupa a los científicos “la disminución de los anticuerpos neutralizantes por la reinfección por coronavirus  del síndrome respiratorio agudo severo. Se debe controlar el riesgo de reinfección en pacientes que presenten nuevos síntomas de COVID-19”.

En la publicación subrayan que se requiere “con urgencia estudios de seguimiento a largo plazo sobre síntomas persistentes, función pulmonar, problemas físicos y psicológicos de los pacientes dados de alta”.

Violeta Villar Liste
redaccion@lawebdelasalud.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *