fbpx

Legumbres: esenciales para una dieta saludable y sostenible

Cortesía FAO

Comunicado FAO

En el marco del Día Mundial de las Legumbres, designado por la Asamblea General de las Naciones Unidas cada 10 de febrero, la FAO recuerda la importancia de sensibilizar acerca de los múltiples beneficios que aportan estos alimentos y su contribución a los sistemas alimentarios sostenibles.

FAO explicó que las legumbres contribuyen precisamente a las cuatro mejoras que promueve la Organización: primero, a una mejor nutrición, porque ofrecen una fuente asequible de proteínas y un alto contenido de nutrientes, aportando cantidades considerables de fibra, vitaminas y minerales que son importantes para la buena salud.

Segundo, a una mejor producción, porque aportan a la diversificación de los sistemas de producción agrícola; tercero, a un mejor medio ambiente, por su capacidad de fijar el nitrógeno atmosférico y mejorar en algunos casos la renovación de fósforo, con lo cual contribuyen a la optimización del uso de nutrientes del suelo.

Y finalmente, una mejor vida, ya que las legumbres pueden ser fundamentales para aumentar la resiliencia de los sistemas de cultivo y permitir a los agricultores llevar una vida mejor en entornos donde escasea el agua, pues su huella hídrica es baja y pueden tolerar mejor las sequías y las emergencias climáticas, en comparación con otros cultivos alimentarios.

Además de estas cuatro áreas, potenciar el consumo de las legumbres, un grupo de alimentos de alta calidad y diversidad, también contribuye con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles al 2030.

Comprar legumbres locales a pequeños productores de la agricultura familiar ayuda a enfrentar la pobreza para estas poblaciones; y en el plano económico, la industria mundial de legumbres, tiene una incidencia positiva en la consecución de la resiliencia de las cadenas de suministro regionales y mundiales, al permitir a los consumidores acceder a alimentos nutritivos y contribuir al uso sostenible de los recursos naturales.

Es por ello que, en el marco de esta fecha, la FAO resalta la importancia del consumo de estos alimentos para obtener sus múltiples beneficios.

Las legumbres y la nutrición

Como ya se mencionó, una de las principales contribuciones de las legumbres es en relación a la mejor nutrición. La combinación de las legumbres con otros alimentos puede realzar su valor nutritivo y asegurar que el organismo obtenga todos los nutrientes necesarios. De ahí la importancia de incluir este alimento en la dieta de mujeres, niños pequeños y en edad escolar.

Por ejemplo, una de las legumbres más consumidas en los países de Mesoamérica son los frijoles que, en combinación con otros alimentos como los granos (maíz o arroz), así como con alimentos ricos en vitamina C, su valor nutricional es aún mayor, ya que le facilita al organismo la absorción de hierro y otros minerales y ayuda a prevenir la anemia en mujeres, niñas y niños.

Sin embargo, al igual que sucede con cualquier alimento nuevo, muchas veces puede tomar tiempo la aceptación de estos alimentos por las niñas y niños; a continuación, se mencionan algunos consejos desde la FAO para aumentar las preparaciones y el consumo de legumbres en el menú escolar.

–        Familiarizar a los niños con nuevas preparaciones. Los niños suelen disfrutar de preparaciones como las albóndigas. Por lo que una opción puede ser sustituir la carne por lentejas, frijoles o una mezcla de ambos, y elaborar deliciosas albóndigas caseras. Su diversidad de formas y colores, las hacen ideales para ensaladas o servidas en sopas.

–        Involucrar a las niñas y niños en la cocina. Si ellas y ellos pueden participar en el proceso, estarán mucho más entusiasmados con la idea de probar las legumbres. Vayan juntos al mercado y dejen que sus hijos elijan las legumbres que desean comer.

–        Huertos caseros para cultivo de legumbres. Es recomendable sembrar su propia variedad en su patio o huerto para que sus hijos puedan aprender de dónde viene la comida.

–        Incorpore las legumbres a sus sopas y salsas favoritas. Las lentejas, frijoles o garbanzos cocidos pueden triturarse e incorporarse fácilmente a sopas, guisos e incluso salsas. No solo añaden sabor e intensidad, sino que también ayudan a espesar sus sopas y guisos para hacerlos más apetitosos y nutritivos.

–        Socialice con la niña o niño los beneficios nutricionales de las legumbres. Explicar a sus hijos sobre los beneficios del consumo de las legumbres en su salud, irá fomentando en ellos la idea de que es un alimento que genera bienestar a su cuerpo y contribuye a su crecimiento. También resaltando el aporte al medio ambiente y a la lucha contra la pobreza.

Finalmente, es importante recordar que las legumbres tienen un índice glucémico bajo, lo que indica que luego de su consumo no se incrementarán los niveles de azúcar en sangre como se incrementarían con las bebidas azucaradas u otros alimentos ricos en azúcares. Esto es clave en personas con diabetes o en quienes buscan mantener un peso saludable.

Además, las legumbres son bajas en grasa además de ser una buena fuente de hierro, proteínas y otras vitaminas y minerales; de ahí que sean un importante alimento básico en todo el mundo, en especial en zonas en las que la malnutrición es un problema grave.

Por esta razón, las legumbres son consideradas un alimento económico y rico en nutrientes, y una herramienta importante para lograr la erradicación del hambre y combatir todas las formas de malnutrición en el mundo entero.

Cortesía FAO