¡Me duele el hombro!, seguro es el manguito

Pixabay

En estos tiempos de pandemia otras dolencias que estaban allí y a las cuales no se les prestaba atención, se hacen presentes.

De igual modo, las malas posturas que se adoptan al trabajar en casa (camas y sillones convertidos en escritorios), pasan factura a la estructura ósea, que no se ve pero se siente, y toca a la puerta para expresar con el dolor que algo anda mal.

El doctor Juan Carlos Pretto, ortopeda y traumatólogo, explica que todas las articulaciones, en algún momento de nuestra vida, están propensas a padecer lesiones, pero es “el hombro la articulación que más se mueve en todo el cuerpo”.

Esa molestia, parecida a un pinchazo, que le dificulta levantar el brazo, cargar la bolsa del super o colgar la toalla en el baño, no es poca cosa y debe ameritar la consulta inmediata con el especialista.

Pretto advierte que incluso un dolor en la zona del hombro puede ser el indicativo de un infarto agudo al corazón o lesiones de la vesícula biliar, de allí la importancia de prestar atención a estas señales del cuerpo.

Pero por lo general, más allá de estos dolores reflejos, esa molestia continua en el hombro que no termina de pasar, puede estar asociada a trastornos vinculados con el llamado manguito de los rotadores.

El especialista explica que el manguito se define como un grupo de músculos que se encuentran en el hombro y unen el omóplato y la cabeza del húmero en una forma de tendón.

Estos músculos cumplen la tarea de mantener el húmero frente al omóplato y hacer posible los movimientos de rotación, de allí su importancia en la movilidad.

Esta tarea asignada al manguito explica por qué tiende a sufrir lesiones.

Por ejemplo, si usted tiene 60 años, calcule todas las veces que sus brazos, con ayuda de esta palanca natural, se ha ocupado de subir y bajar objetos o soportar el peso de tareas domésticas o laborales.

El doctor Pretto explica que en los jóvenes es difícil conseguir este tipo de patología a menos que sea consecuencia de un accidente o una práctica deportiva extrema.

En todo caso, advierte que el diagnóstico del especialista resulta fundamental y es quien deberá, según elementos como la edad, condición física y tipo de lesión, determinar los pasos a seguir con el manguito.

De igual modo, la resonancia magnética es un estudio que ayuda a determinar el grado de afectación del manguito.

Si la lesión es parcial o pequeña, el reposo, uso del cabestrillo y algunos medicamentos regulares como los analgésicos o antiinflamatorios, son los indicados para ayudar a mejorar la lesión.

En otros casos, la terapia física, también a cargo de expertos, ayudará a recobrar la movilidad.

Pretto describe varias técnicas como el uso alterno del calor y del frío, el ultrasonido terapéutico, corriente y ejercicios para estiramiento y fortalecimiento.

La operación no se descarta, en particular cuando la fisioterapia no logra resolver el problema del dolor.

Explica que si bien muchos pacientes le temen al procedimiento quirúrgico, en ocasiones es necesario porque esta patología no se detiene.

Es decir, si los tendones continúan su deterioro y ruptura, originan una enfermedad severa denominada artropatía por manguito rotador.

Además, si ocurre desgaste del cartílago del hombro, destaca, el único remedio es la sustitución mediante una prótesis reversa del hombro.

La ventaja es que las técnicas quirúrgicas avanzan. Cada vez son menos invasivas y el pronóstico ayuda.

Escuche al doctor Pretto de su propia voz. Le dejamos el enlace a su video en Youtube:

Dr. Juan Carlos Pretto

El doctor Juan Carlos Pretto es especialista en ortopedia y traumatología. Subespecialidad en cirugía de la mano, hombro y codo – Plexo braquial y nervios periféricos. Es especialista del Centro Médico Paitilla y del Hospital de Chiriquí (David, Panamá).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *