OPS: Región marca un hito con 30% de su población vacunada

Pixabay

Violeta Villar Liste

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) dijo que algunos países ya han vacunado al 50% de su población. Sin embargo, los niños y adolescentes son vulnerables a convertirse en la generación que perdió la posibilidad de oportunidades de salud, educación y servicios sociales, necesarios para el desarrollo pleno.

De manera positiva, la región de las Américas marca un hito con más del 30% de personas que ya han recibido sus vacunas contra la covid-19.

Sin embargo, como no se están distribuyendo por igual, queda mucho por hacer para llegar a todos los que necesitan las vacunas, anunció la Dra. Carissa F. Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

la Dra. Etienne saludó la llegada reciente de 4,600,000 dosis de vacunas, en parte gracias a las donaciones de Estados Unidos, España y Canadá. 

Incluso, varios países han vacunado a más de la mitad de sus poblaciones.

Todavía hay coberturas vacunales demasiado bajas: Jamaica: 5%, Nicaragua menos del 4% y Haití con un inaceptable 1%, en palabras de la directora de la OPS.

La OPS, por otra parte, en su rueda semanal de este miércoles 15 de septiembre, advirtió que los niños y adolescentes son vulnerables a convertirse en la generación que perdió la posibilidad de oportunidades de salud, educación y servicios sociales, necesarios para el desarrollo pleno.

Pidió a los países actuar con urgencia para restablecer la salud, la educación y los servicios sociales y así reducir al mínimo el impacto de la pandemia “para que ninguno quede rezagado porque su futuro también es el nuestro”.

Dijo que cuando los niños y adolescentes se infectan a causa de la covid-19 tienden a presentar síntomas moderados o ningún síntoma.

Sin embargo, en el caso de sufrir enfermedades subyacentes como diabetes, exceso de peso u obesidad, el virus puede provocar enfermedad grave al igual que ocurre con los adultos.

El año pasado la OPS reportó más de 1. 5 millones de casos de covid-19 entre niños y adolescentes en la región. 

En 2021, ya se contabilizan 1.9 millones de infecciones en este grupo.

Alertó que la pandemia también afecta a niños y jóvenes de otra manera: se están perdiendo los controles en salud así como las vacunas, debido a las perturbaciones que introduce la pandemia.

“La mitad de los jóvenes han vivido situaciones de mayor estrés y ansiedad pero los servicios de salud mental y apoyo siguen estando fuera del alcance de muchos”, advirtió la directora de la OPS.

También enfatizó que los servicios de salud sexual y reproductiva se han afectado, generando el mayor aumento de embarazo en adolescentes, visto en la última década.

El confinamiento también incrementa el riesgo de niños y adolescentes en los hogares que no son lugares seguros a causa de la violencia doméstica.

En relación con las escuelas, la Dra. Etienne enfatizó que los niños de la región han perdido más clases que los escolares de otras regiones.

“A pesar de los esfuerzos por aprovechar las aulas virtuales, estas nunca pueden sustituir la escolarización en persona porque las escuelas no son solo lugares donde los niños reciben una educación”.

Las escuelas, afirmó la directora de la OPS, también son lugares donde los niños y niñas socializan y pueden recibir apoyo de salud mental o una comida nutritiva.

Subrayó que la OPS ha elaborado directrices detalladas sobre las medidas necesarias para la reapertura de las escuelas, como la ventilación adecuada y las condiciones sanitarias, y ha publicado medidas recomendadas para proteger a los jóvenes de la infección por covid-19

Reconoció que “no existe un escenario de riesgo cero” en las escuelas, por lo cual las autoridades nacionales y locales deben decidir cuándo es el momento de abrir o cerrar las escuelas en función de la situación epidemiológica local y la capacidad de respuesta”.

La pandemia, recordó, ha desencadenado la peor crisis educativa que hayamos visto en esta región.

“No se puede ignorar el amplio impacto de la pandemia en niños y adolescentes. Es por eso que debemos proteger a los niños brindándoles a ellos y a sus cuidadores el apoyo que necesitan para mantener las medidas de salud pública que han demostrado ser efectivas”, precisó.

La OPS exhorta a considerar a los docentes y personal escolar entre los grupos prioritarios en la vacunación.

Ahora, enfatizó, es el momento de que los ministerios de salud, educación y protección social trabajen juntos y diseñen políticas integradas que pongan a los niños, a las niñas y a sus familiares en primer lugar.

Nombró a Chile, Uruguay y Colombia como países que cuentan con programas exitosos “que incorporan educación, salud y servicios sociales para satisfacer todas las necesidades de padres e hijos y limitar las consecuencias de la pandemia para su futuro”.

Vacunas seguras y eficaces para los niños 

El Dr. Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, explicó que las vacunas destinadas a niños y adolescentes deben cumplir con datos de seguridad y eficacia para contar con la aprobación de uso de emergencia de la OMS.

Hasta ahora solo Pfizer tiene esta autorización para adolescentes.

China, que ya aprobó Sinovac y Sinopharm en niños de 3 a 17 años, también hizo la solicitud ante la OMS, condición para poder ser ofrecidas como parte del mecanismo Covax.

“Estas tres solicitudes todavía están bajo análisis porque se deben revisar de manera muy cuidadosa”, detalló el Dr. Barbosa.

Dijo que países como Cuba y Chile ya emplean vacunas en niños, con la autorización de sus organismos regulatorios nacionales.

Mantener medidas de bioseguridad

En relación con las recomendaciones para los niños que ya van a la escuela, el Dr. Ciro Ugarte, director de Emergencias en Salud de la OPS, recordó que en todas las edades los niños pueden contraer la enfermedad y diseminar el virus.

“Los brotes han sido notificados en campamentos y guaderías, en especial cuando no se observa distanciamiento social ni uso de la mascarilla”.

Al respecto, exhortó a mantener las medidas de bioseguridad: higiene de manos, cubrirse cuando se tose y ventilación adecuada en las escuelas.