¿Pueden las alergias producir dolor de cabeza y muelas?

Pixabay

Dr. Oscar Aldrey Palacios

Aunque parezca extraño, las alergias no controladas, por ser una entidad clínica crónica, pueden producir no solo los trastornos ya conocidos como estornudos a repetición, urticarias, angioedemas o asma bronquial; también síntomas poco conocidos en la población general como es la cefalea o migraña e incluso dolor molar. 

Cuando sufres dolor de mandíbula, es posible que automáticamente busques causas como el bruxismo o el dolor de muelas. Sin embargo, al pensar en lo obvio, podrías pasar por alto algo tan simple como las alergias que causan dolor de mandíbula.

¿Por qué se produce el dolor de mandíbulas?

Quien padece alergias conoce sus efectos en el cuerpo. Los más conocidos son estornudos, resfriados y ojos llorosos rojos.

También las personas suelen sufrir de goteo posnasal, tos y fatiga.

Las alergias suelen obstruir los senos nasales, causa del molesto dolor de la mandíbula.

Las alergias pueden causar dolor en la mandíbula inferior, así como la sensación de presión general, especialmente si los senos nasales maxilares están obstruidos. Los senos nasales inflamados e hinchados pueden afectar varias zonas del rostro y la cabeza, y dar lugar a problemas que van desde dolores de cabeza y dolores de oído hasta sensibilidad facial cerca de los ojos y la nariz que se expande hasta la mandíbula.

Los frecuentes estornudos y la tos obligan a abrir la boca, lo que podría provocar tensión muscular y esfuerzo por uso excesivo, además de causar problemas en la mandíbula. 

Del mismo modo, una nariz congestionada puede hacer que exista respiración bucal nocturna. Si mantienes la mandíbula abierta toda la noche, es lógico despertar con molestias en la mandíbula.

¿Cómo las alergias causan dolor en las mandíbulas?

Ocurre que el cuadro alérgico puede hacer que los senos y conductos nasales se inflamen y se llenen de líquido. Esto causa dolor de cabeza y también facial.

De igual modo, las mejillas se vuelven más sensibles y el dolor irradia hacia mandíbula y dentadura. Puede ser de leve a intenso; peor al acostarse.

En el caso de las personas que tienen un trastorno de la articulación temporomandibular (diagnosticado o no), es posible que las alergias puedan exacerbarlo y causar un mayor dolor en la mandíbula. Sin embargo, los senos nasales son la clave por la cual las alergias causan dolor de mandíbula.

¿Qué son los senos nasales?

Los senos nasales también se llaman senos paranasales. Son bolsas o cavidades llenas de aire ubicadas en el cráneo y los huesos faciales que se conectan con la nariz a través de una abertura conocida como ostium.

Tenemos cuatro tipos de senos nasales “que se encuentran en pares y cada unos se sitúa a cada lado del rostro·. De acuerdo con la bibliografía consultada podemos citar:

  • Senos nasales frontales: “Grandes cavidades en el hueso frontal que crean la parte inferior de la frente y se extienden sobre las cejas y la cuenca de los ojos”. Tamaño y forma varían según la persona.
  • Senos nasales etmoides: Corresponden a múltiples cavidades pequeñas. Se localizan entre nariz y los ojos
  • Senos nasales maxilares: Son los senos nasales más grandes. Tienen tres cavidades en forma de pirámide “que apuntan hacia adentro, abajo y el costado·.
  • Senos nasales esfenoides: Justo están ubicados en el hueso esfenoide, entre los ojos y detrás de la nariz.

¿Cuál es la misión fisiológica de los senos nasales?

Los senos nasales cumplen una importante misión en nuestra salud y bienestar, entre otras, reduce el peso de la cabeza, ayudan a prevenir las lesiones a causa de impactos, resguarda la nariz de los cambios rápidos de temperatura y humedece al aliento para evitar que la nariz se reseque.

Actúan como una especie de “red” o filtro natural, al atrapar el polvo, alergenos y los patógenos que pueden enfermarnos.

Como muchas partes del cuerpo, los senos nasales no son inmunes a los problemas. La sinusitis alérgica suele venir acompañada de los síntomas habituales de la alergia, como estornudos, congestión nasal y picazón en los ojos, nariz y garganta. 

Los dolores de cabeza de la alergia también pueden ocurrir con molestias faciales en la zona de los senos nasales. El dolor puede ubicarse en toda la región o a veces solo en un lado. 

¿Cómo cuidar los senos nasales?

Se pueden tomar medidas para mantener los  senos nasales sanos, y, por tanto, ayudar a aliviar y prevenir el dolor de mandíbula. Una de las medidas   es controlar las alergias para mantener los síntomas bajo control. 

Las alergias pueden causar inflamación en la nariz y los senos nasales, que a su vez impiden la liberación del moco, lo cual puede derivar en una infección.

Además, se recomienda  la posibilidad de usar aerosoles nasales de solución salina para mantener la nariz húmeda. Esta práctica asegura que los cilios actúen en su nivel óptimo para despejar las vías respiratorias y eliminar residuos, irrigar los senos nasales con un lavado de solución salina para darles humedad y eliminar el polvo, el polen y otros cuerpos extraños.

Hay que tener mucho  cuidado con los factores irritantes como la contaminación y el humo. El cloro que se encuentra en las piscinas tratadas con cloro también puede irritar e inflamar las fosas nasales y los senos nasales. Si es posible, opta por nadar en piscinas de agua salada o en  aguas naturales para evitar una exposición excesiva al cloro.

Mantener una buena salud en general también puede ayudar a mantener lejos los problemas sinusales.

Ingerir  alimentos saludables, hacer  ejercicios habitualmente, dormir  lo suficiente y controlar el estrés para estimular el sistema inmunitario y así  mantener lejos los resfriados y las gripes. 

Evitar tomar antibióticos o esteroides si es posible ya que interrumpen la microbiota en los senos nasales  pudiendo  permitir que los patógenos proliferen. 

Por último, puede sonar obvio, pero no olvidar lavarse las manos: Lavarse  las manos puede desempeñar un gran papel en disminuir las enfermedades y los problemas sinusales, no solo la covid-19.

Dr. Oscar Aldrey Palacios

El doctor Oscar Aldrey Palacios es pediatra inmunólogo clínico, profesor asociado (ad honorem) del Instituto de Inmunología Dr. NicolásBianco de la Universidad Central de Venezuela (UCV), expresidente de la Sociedad Venezolana de Asma, Alergia e Inmunología (Svaai), epónimo del XXVII Congreso Nacional de la Svaai 2019, presidente actual del grupo Aria Internacional para Venezuela (encargado de dictar pautas para el manejo del asma y la rinitis alérgica) y fellow de la American Academy of Asthma Allergy and Inmunology (Faaaai), miembro de la Academia Europea de Alergia e Inmunología (Eaai) con más de 140 trabajos publicados, tanto de manera nacional como internacional.