Vecino, familiar, ¿usted ya se vacunó?

Cortesía/Minsa

Es responsabilidad de todos lograr que familiares y vecinos se vacunen, exhortó este domingo monseñor José Domingo Ulloa, arzobispo de Panamá.

Las palabras de monseñor son pertinentes en estos momentos cuando la vacunación ya avanza e involucra a la población en general.

Monseñor señala que el éxito de esta jornada de vacunación depende también del compromiso de familiares, amigos y vecinos, al lograr que las personas a quienes ya les corresponden, no dejen de acudir a su centro de vacunación.

El arzobispo ha invitado a la solidaridad para que nadie se quede atrás.

Cabe recordar que la Autoridad Nacional para la Innovación Gubernamental (AIG) puso a disposición de la ciudadanía el formulario de Registro de Solicitante de Vacunación Covid-19 a través del sitio web http://vacunas.panamasolidario.gob.pa.

La persona ingresa y deja sus datos para facilitar a las autoridades gestionar la vacunación

De igual modo, el Ministerio de Salud (Minsa) habilitó la línea 177 para que las personas puedan conocer el día, hora y escuela donde le corresponde colocarse la vacuna de acuerdo con la etapa.

Es decir, “la línea sólo brinda detalles o información del circuito que le corresponde vacunarse por semana”, aclaró el Minsa.

El próximo martes 9 marzo inicia el proceso de vacunación a las personas mayores de 60 años en el circuito 8-8, el cual comprende los corregimientos de Don Bosco, Juan Díaz, Parque Lefevre, Río Abajo y San Francisco, para así continuar con la Etapa 2 Fase 1B de la Operación PanavaC-19.

Además de los mayores de 60 años, esta fase incluye a la población de 16 a 59 años con enfermedades crónicas; a los docentes y administrativos de escuelas y universidades públicas y privadas, así como a personal de los Centros de Atención Integral a la Primera Infancia (Caipi), que lograrán prevenir una enfermedad grave a causa del coronavirus.

Entonces, sea solidario. Toque la puerta de su vecino o llame a su familiar a quien sabe ya le corresponde. Pregúntele si ya se vacunó y si la respuesta es un “no”, en sus manos también está apoyarlo.

Es mejor llamar para saber si alguien se vacunó. Lo triste y lamentable es no hacerlo y luego sí tener que tocar la puerta porque esa misma persona enfermó o falleció.

En nuestras manos también está aprovechar esta oportunidad que brinda la ciencia.

Violeta Villar Liste
redaccion@lawebdelasalud.com