fbpx

Curso Cardiovascular de Caracas (3C), la gran cita científica del corazón

Violeta Villar Liste

Desde el domingo 24 de abril y hasta el 28 de abril, en modalidad 100% virtual, gratuita y dirigida a especialistas de Venezuela y Latinoamérica, tendrá lugar el Curso Cardiovascular de Caracas o 3C,  programa de actualización profesional organizado por la Sociedad Venezolana de Cardiología (SVC).

Esta fiesta científica y del conocimiento, gratuita, con solo inscribirse en el sitio web del curso https://www.cursocardiovasculardecaracas.com/ está dirigida a cardiólogos clínicos, médicos especialistas, técnicos y enfermeras que trabajan en el cuidado de pacientes con cardiopatías.

El Dr. José Miguel Torres Viera, expresidente de la SVC y coordinador general del 3C, explicó que durante este evento científico, los participantes podrán conocer las novedades en avances cardiovasculares, de la mano de expertos que trabajan en centros de excelencia en América y en Europa.

Los especialistas debatirán con respecto a los diferentes escenarios clínicos y cómo resolverlos. 

Este domingo 24 se desarrollará la sesión inaugural, bajo el título, ¿COVID después de la devastación, qué debemos saber de la enfermedad que más nos ha cambiado? Una pregunta, una respuesta.

De hecho, el Dr. Torres Viera señala que el virus “cambió la vida de la humanidad y la manera en la cual hacemos medicina, cómo establecemos las relaciones de trabajo y los sistemas de  compartir información académica a través del mundo”.

Para bien, la pandemia facilitó el intercambio de conocimientos gracias al mayor alcance de la virtualidad.

Para mal, en el caso de la enfermedad cardiovascular, los pacientes que la sufren tienen más riesgo de complicaciones, e incluso  mayor mortalidad, cuando son hospitalizados a causa de la covid-19.

El expresidente de la SVC explicó que enfermedad cardiovascular previa, hace referencia a pacientes hipertensos, con insuficiencia cardiaca o que tengan síndromes coronarios crónicos o enfermedad coronaria arteriosclerótica.

Una vez desarrollan la covid-19 como enfermedad infecciosa, estos pacientes con enfermedad cardiovascular presentan diferentes formas clínicas y pueden sufrir infarto al miocardio.

Ocurre que las estadísticas no están a favor del paciente: 

El virus eleva a cinco veces la posibilidad de hacer trombosis venosa profunda.

Con covid-19 el paciente tiene casi 33 veces más de posibilidades de hacer tromboembolismo pulmonar con una altísima mortalidad.

Estos riesgos cardiovasculares, en relación con la covid-19, se pueden presentar hasta un año después de la infección, “por lo cual es necesario conocer los diferentes escenarios clínicos” y es parte de la discusión que estará presente este domingo 24, durante el simposio inaugural del 3C.

La super ola del sedentarismo

En el caso de Venezuela, realidad que también se evidenció en otros países, los especialistas observaron que en la primera fase de la pandemia se reportó una disminución de eventos cardiovasculares en general, y en particular de la incidencia de infarto de miocardio y sus diferentes presentaciones.

El Dr. Torres Viera señala que luego de salir del confinamiento, observaron que esta aparente normalidad no era real: el paciente dejó de acudir a los hospitales por temor a contagiarse, con lo cual sufrió eventos cardiovasculares o descompensaciones, así como complicaciones que ya no se veían como un infarto al miocardio con insuficiencias cardíacas avanzadas.

¿La causa? El paciente llegó tarde al consultorio.

Otro escenario fue el de las personas sin enfermedad cardíaca previa, quienes, al estar en casa, con menos estrés, posibilidad de compartir con la familia, lejos de la polución de las ciudades y del tráfico, resultaron menos expuestos a potenciales eventos cardiovasculares.

Un tercer escenario está en desarrollo: el especialista lo califica como la “super ola del sedentarismo” debido a desórdenes en la dieta que llevó a sobrepeso y el aumento de la obesidad, un factor de riesgo cardiovascular, con lo cual se estima una “ola de eventos cardiovasculares que se sucederán en el tiempo debido a esta super ola de sedentarismo asociada a obesidad”.

Vacuna disminuye riesgo cardiovascular

Con relación a la vacuna contra covid-19, el Dr. Torres Viera subrayó que las vacunas son seguras desde el punto de vista cardiovascular, disminuyen la aparición de complicaciones cardiovasculares severas en el curso de una infección aguda por covid-19 y la posibilidad de desarrollar un síndrome poscovid prolongado.

“Es muy importante desde el punto de vista de la salud que las vacunas sean recibidas por los adultos jóvenes y los adultos mayores. El riesgo de una miocarditis o eventos trombóticos en la población general es mínimo si se compara con lo que ocurre cuando una persona se contagia con covid”.

Reiteró que no hay ninguna razón cardiovascular para omitir la vacunación contra covid-19: todo paciente adulto debe ser vacunado contra la enfermedad y recibir las dosis regulares más el refuerzo.

Para las personas inmunosuprimidas se recomienda una cuarta dosis.

El coordinador general del 3C reflexionó que la pandemia impone a los médicos el desafío de estar cada vez más actualizados y tener un manejo efectivo del conocimiento.

En la coyuntura venezolana el reto es doble por la situación de crisis de allí el empeño de las sociedades médicas, y en este caso de la SVC, de mantener la capacitación en beneficio del paciente.

El expresidente de la SVC dijo que “el 3C permitirá a los especialistas venezolanos que quieran recibir información de países del primer mundo, conocer algunos de los estándares de excelencia e implementarlos. Es gratuito para que no existan excusas y así informarse y aprender”.

Ver programa completo:

Violeta Villar Liste
Redaccion@lawebdelasalud.com