fbpx

Nube de polvo del Sahara, ¿qué complicaciones de salud puede causar?

Dr. Oscar Aldrey Palacios

El doctor Oscar Aldrey Palacios es pediatra inmunólogo clínico, profesor asociado (ad honorem) del Instituto de Inmunología Dr. NicolásBianco de la Universidad Central de Venezuela (UCV), expresidente de la Sociedad Venezolana de Asma, Alergia e Inmunología (Svaai), epónimo del XXVII Congreso Nacional de la Svaai 2019, presidente actual del grupo Aria Internacional para Venezuela (encargado de dictar pautas para el manejo del asma y la rinitis alérgica) y fellow de la American Academy of Asthma Allergy and Inmunology (Faaaai), miembro de la Academia Europea de Alergia e Inmunología (Eaai) con más de 140 trabajos publicados, tanto de manera nacional como internacional.

Cada año, más de 100 millones de toneladas de polvo sahariano se levantan desde el desierto del norte del continente africano, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, y buena parte llega a Europa y América.

El desierto del Sahara está a miles de kilómetros de la Amazonía, pero ambos son conectados cada año por un fenómeno que desafía la imaginación.

Cientos de millones de toneladas de polvo parten de los desiertos de África, cruzan el Océano Atlántico y llegan hasta América del Norte, el Caribe y Sudamérica, donde impactan desde la salud hasta la fertilidad del suelo.

En la distancia que recorre el polvo sahariano, desde la costa noreste de África hasta el Caribe hay unos 6.000 km.

La semana pasada, dicho polvo llegó al continente americano embistiendo  las costas del Caribe, al igual que otros países como México y Puerto Rico donde las imágenes  satelitales revelaron una inmensa nube de polvo sahariano.

El polvo  llega al norte del Amazonas entrando por el lado de Venezuela.

El mapa es resultado de una simulación del Modelo del Sistema de Observación de la Tierra
Goddard, Versión 5 (GEOS-5)

Efectos  beneficiosos del polvo del Sahara en el ecosistema del globo terráqueo

El polvo es básicamente roca triturada, muy fina, y está compuesto de diferentes elementos químicos

Muchos de esos elementos son nutrientes que son utilizados por las plantas, como el fósforo y el nitrógeno, y todos estos nutrientes están contenidos en el polvo, que viaja y se deposita por la lluvia o porque simplemente cae sobre la selva

Cuando el polvo se deposita sobre el océano en rasgos generales pueden ocurrir dos situaciones:

Una es que el polvo sea muy pesado y empiece a hundirse hacia el fondo del océano. Pero si el polvo tarda en descender (sea porque es liviano o hay mucha turbulencia océanica), la zona donde están los micro-organismos como el fitoplancton o bacterias animales pueden hacer uso de él y liberar todos estos nutrientes que son útiles.

Efectos sobre la calidad del aire en el continente americano 

En Estados Unidos la agencia ambiental,  EPA, registra incrementos de contaminación cuando llega la nube de polvo a la costa este, sobre todo a la costa sudeste más cerca del Caribe, 

El polvo también llega al norte de Sudamérica y el Caribe, eso se ve muy bien desde el satélite.

Pero es muy difícil medir el polvo en la superficie en el Caribe y en el norte de Sudamérica porque no hay una red de observación de superficie como la que existe en Estados Unidos.

Efectos sobre la salud del polvo del Sahara 

La presencia en  Norteamérica , buena parte de Centroamérica Suramérica ( en especial Venezuela ) y muchas de las islas del Caribe ( por ejemplo, Puerto Rico) de una nube de polvo del Sahara representa sin duda un riesgo para personas alérgicas o asmáticas.

Este año se ha sumado a las preocupaciones de salud por los problemas respiratorios relacionados con el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 y sus variantes.

La concentración de polvo del Sahara está en el rango de entre 30 a 50 microgramos por metro cúbico, un número muy alto y comparable al de grandes metrópolis con alta contaminación atmosférica.

 Además, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el peligro que genera el polvo radica en el contenido de bacterias, virus, esporas, hierro, mercurio, y pesticidas.

 Cuando los vientos en el desierto del norte de África levantan arena, recogen contaminantes al pasar por zonas deforestadas de la región, principalmente de los países subsaharianos

 “Estas tormentas, cuando logran concentrarse y alcanzar áreas pobladas de Europa y América, pueden provocar la aparición de alergias y crisis asmáticas en muchas personas“, según la OMS.

Las partículas tienen un tamaño de entre 2,5 y 10 micras, que son las partículas respirables.

Así, pueden entrar por nariz y boca al momento de respirar y alojarse en la tráquea,  los bronquios o llegar incluso en menor tamaño las 2,5 hasta los terminales, los bronquios y los alvéolos en los pulmones

Las nubes de polvo suelen afectar a las personas que ya padecen enfermedades respiratorias crónicas, como el asma, el enfisema o la bronquitis crónica, que son parte de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). Sin olvidarnos de los pacientes que cursan con cuadros de inmunodeficiencias

Estos pacientes además son más vulnerables al covid-19 o sus variantes.

“Muchas veces se refieren casos de gripes persistentes o alergias sin causa aparente que pueden haber sido provocadas por el contacto con partículas de origen biológico presentes en estas brumas”, dice la OMS.

¿Cuáles son las recomendaciones

Lo ideal es evitar la exposición prolongada al polvo sahariano, por lo cual la recomendación general es mantenerse en casa cuando hay presencia de estas nubes.

Los mayores cuidados deben ser tomados por personas que tienen problemas del grupo EPOC, así como adultos mayores, mujeres embarazadas y niños, señala la OMS.

Se deben usar protectores faciales, como mascarillas o un pañuelo de tela húmedo que cubra completamente la nariz y la boca.

Si se tiene sensación de cuerpos extraños en los ojos, lávese con abundante agua. Es preferible utilizar agua potable, hervida o clorada. Lávese las manos antes de tocarse los ojos.

También es importante cubrir fuentes de agua (pozos, recipientes o estanques) para evitar la contaminación.y humedecer el piso antes de barrer para evitar que el polvo vuelva a quedar suspendido.