fbpx
Pixabay

Violeta Villar Liste

Las infecciones se están acelerando en todos los rincones de la región de las Américas y, una vez más, nuestros sistemas de salud se enfrentan a desafíos a medida que aumentan las visitas a la sala de emergencias y las hospitalizaciones, advirtió la Dra. Carissa F. Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). 

Durante la primera rueda de prensa del año  2022 del organismo, celebrada este miércoles 12 de enero, la directora de la OPS advirtió que esta nueva ola de infecciones no será «leve» para nuestros sistemas de salud, ya que la variante ómicron está desafiando a nuestra fuerza laboral de salud y limitando la atención de otras enfermedades.

Detalló que desde el comienzo de la pandemia, casi 300 millones de personas en todo el mundo se han infectado con covid-19.

Durante la temporada de diciembre el virus se aceleró y alcanzó niveles de transmisión nunca antes vistos durante esta pandemia.

Durante la semana que finalizó el 8 de enero de 2021, se notificaron 2.4 millones de casos. Mientras, este 2022, para esa misma fecha, se reportaron 6 millones de casos notificados, es decir, un incremento de 250% si se compara el mismo periodo en 2021 y 2022.

“Las infecciones están aumentando en cada una de las esquinas de las Américas y nuestros sistemas de salud ven dificultades en la medida que aumentan las hospitalizaciones”.

Gracias al poder de las vacunas, enfatizó, las muertes no están aumentando con esta ola.

Puerto Rico y Dominicana notifican los números más altos de infecciones nuevas en el Caribe. Panamá y Belice, en el caso de Centroamérica.

Argentina y Paraguay notifican 300% de aumento de casos en las últimas semanas.

Ómicron se expande

La directora de la OPS explicó que ómicron ha llegado a 42 países y territorios de las Américas. 

“Los países ya están sufriendo el contacto comunitario: ómicron camina a convertirse en la cepa dominante en la región; también ha llevado al alza incluso en los vacunados”.

La directora de la OPS sostuvo que una de las características asociadas a la enfermedad producida por esta nueva variante, es la presencia de síntomas menos graves, “pero incluso las infecciones pueden ser letales en particular para los inmunosuprimidos y los no vacunados”.

Uso racional de las pruebas

Pidió dar prioridad a los sintomáticos para las pruebas y usar de manera racional el recurso, así como reforzar las medidas de salud pública en la tarea de reducir el avance del contagio.

Exhortó a los países a seguir los protocolos con el uso de las PCR y los test de antígenos y anunció que el Fondo Estratégico de la OPS los ofrece a un precio bajo.

El Dr. Sylvain Aldighieri, gerente de Incidente para COVID-19 de la OPS, dijo que la OPS ha donado más de 12 millones de pruebas de PCR y 13 millones de antígenos rápidos.

Más de 22 países recibieron material de secuenciación y de las cepas moleculares.

Reconoce que confirmar variantes en la población afectada podría ser un desafío. Al respecto, destacó la labor del Instituto Gorgas de Panamá por su papel como laboratorio de referencia subregional para la red de vigilancia genómica. 

De igual modo, hizo énfasis en la estrategia proactiva de Nicaragua, Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Belice y República Dominicana para mantener la vigilancia de variantes y la detección oportuna de ómicron.

El 60% de la población ya está vacunada

La Dra. Carissa F. Etienne subrayó que las vacunas son importantes en la medida que ómicron se esparce. Los países están trabajando en esta dirección.

El 60% de las personas en Latinoamérica y el Caribe han sido vacunadas con dos dosis.

En muchos países como Chile, Cuba y Argentina, afirmó, tienen algunas de las tasas vacunales más altas del mundo.

“Las vacunas ayudan a salvar vidas y a expandir la cobertura equitativa. El grupo de expertos de la OMS ha instado a implantar estrategias para optimizar la prevención de enfermedades graves, con el uso de refuerzo, y esto se aplica a los muy vulnerables y personal sanitario más expuesto al virus”.

La directora de la OPS pidió continuar protegiendo a los profesionales sanitarios de las peores consecuencias de este virus, en particular para responder al flujo de casos nuevos.

En total, 39 países y territorios han desplegado dosis adicionales, “pero la protección de nuestros profesionales no puede detenerse aquí: los países deben contar con el equipo de protección correcto de manera que puedan trabajar de manera segura. Las mascarillas eficientes ayudan con lo cual instamos a los países a ofrecer mascarillas con el grado de filtración más alto”.

Expuso que la prioridad de la organización es salvar vidas y, en esta visión, es preciso reducir el ritmo de infecciones nuevas para “evitar abrumar nuestros sistemas hospitalarios”.

Llamados a los jóvenes

El Dr. Ciro Ugarte, director de Emergencias en Salud de la OPS, pidió a la población joven que se vacune por su propia protección porque de lo contrario sería tarde. 

“Hay casos de jóvenes y adultos que no se quisieron vacunar, pero cuando les toca la enfermedad, o a su familia, se dan cuenta que la vacunación es la medida más importante contra la covid-19”.

Pidió incentivar a jóvenes y adultos a vacunarse porque de ellos dependerá que los servicios de salud funcionen y la pandemia esté controlada.