Recuperados con triple infección, logro de equipo panameño

Cortesía

Médicos panameños presentaron dos casos importantes de pacientes recuperados de covid-19. Ambos son casos inusuales de triple infección de tuberculosis, VIH y SARS-CoV2 en Panamá.

Se trata de los médicos Mario Espinoza, Neyla Rivas, Alejandra Loban, Julio Jurado y Nicolás Henry-Hurtado, miembros del equipo de medicina interna del Complejo Hospitalario Dr. Manuel Amador Guerrero en Colón en conjunto con la enfermera, licenciada Odemaris Luque del Programa Regional de Control de Tuberculosis del Ministerio de Salud en Colón, y el investigador del Instituto de Investigaciones Científicas y Servicios de Alta Tecnología (Indicasat-AIP), el Dr. Amador
Goodridge
.


El primer caso, se describe en comunicado de prensa, corresponde a un hombre de 29 años de la zona costera de la provincia de Colón, quien llegó al hospital a finales de marzo con tos y dificultad moderada para respirar, debilidad, falta de fuerza física y pérdida de peso, alrededor de 30 libras en los últimos 5 meses.

Equipo de médicos responsables del estudio en el Complejo Manuel Amador Guerrero

Como paciente con una enfermedad respiratoria aguda se sospechaba que podría estar contagiado con covid-19. Cuando se le realizó la prueba de RCP (Reacción en Cadena de Polimerasa), que es de referencia y permite detectar el ARN del virus, se confirmó la infección por SARS-CoV-2 del paciente.

Las acciones terapéuticas permitieron que 10 días después, el paciente estaba estable después de que se le retiró el oxígeno asistido por medio de un ventilador. Otros 14 días después, se le hizo otra prueba RCP que resultó negativa para la covid-19.


El segundo caso se refiere a un hombre de 53 años también proveniente de la ciudad de Colón, quien llegó a finales de abril con antecedentes de tuberculosis pulmonar.

Verificación de datos por parte del Dr, Amador Goodrich del Indicasat AIP

Este paciente reportó haber sufrido 7 días de fiebre, debilidad y falta de fuerza física total en su cuerpo. A su llegada al servicio de urgencias, estaba con un flujo sanguíneo estable, pero poseía
un ritmo respiratorio muy rápido y fuera del rango de 28 a 30 respiraciones por minuto.

Estos hallazgos aseguraron el ingreso hospitalario como caso sospechoso de covid-19. Luego de la prueba de RCP se confirmó infección por SARS-CoV-2, además de una coinfección por VIH.


Durante la hospitalización, el paciente fue inicialmente tratado con oxigenoterapia, que consiste en la administración de oxígeno a concentraciones mayores que las que se encuentran en el aire del ambiente, con la intención de tratar o prevenir los síntomas y las manifestaciones de la hipoxia.

Luego del tratamiento, al cuarto día, el paciente se pudo estabilizar y no requirió más oxigenoterapia. El paciente mostró mejoría en su estado general, y al séptimo día de su hospitalización, que fue a más de 14 días desde el inicio de los síntomas, se consideró clínicamente recuperado y dado de alta con seguimiento de forma ambulatoria.

Hasta la fecha, no ha habido informes similares de pacientes que presentan tres enfermedades infecciosas concomitantes.

El estudio que involucró a profesionales de la salud y el área científica panameña, demuestra la cooperación entre personal del Complejo Hospitalario Dr. Manuel Amador Guerrero y el Indicasat AIP.

Es decir, la colaboración interprovincial ha jugado un papel muy importante para dar a conocer las recuperaciones inusuales en medio de una pandemia, llenando de esperanza a pacientes que puedan presentar una triple infección en un futuro.

Según los especialistas, este estudio aporta información a la teoría de que la coinfección con VIH, tuberculosis y SARS-CoV-2 no parece empeorar los resultados de la infección por covid-19.

Dr. Jurado tomando datos durante el estudio sobre triple infección

El mayor número de casos complicados de covid-19 ocurre en pacientes con comorbilidades de enfermedades crónicas, como
hipertensión, diabetes, y cáncer, además de los mayores de 60 años.

Investigaciones de este tipo refuerzan la necesidad de estudios más amplios para comprender la fisiopatología, es decir, el estudio del funcionamiento de un organismo durante el curso de una enfermedad, generando conocimiento que puede servir a la comunidad médico global, especialmente por su publicación en una revista científica de índole
internacional, en este caso en la prestigiosa The American Journal of Tropical Medicine and Hygiene y titulado Case Report: COVID-19 Recovery from Triple Infection with Mycrobacterium tuberculosis, HIV, and SARS-CoV-2 (estudio disponible en: https://www.ajtmh.org/content/journals/10.4269/ajtmh.20-0756)


“Los dos inusuales casos presentados con triple infección de tuberculosis, VIH y SARS-CoV-2 registrados en Panamá pudieron ser tratados por médicos cuya experiencia y voluntad de salvar vidas les permitió actuar de forma estratégica y rápida, efectuando una evaluación de su estado crítico permitiendo el uso de ventiladores para los casos más graves respiratorios y manejo clínico con oxígeno por cánula nasal para casos leves y moderados. En estos dos casos reportados, la insuficiencia respiratoria aguda causada por el SARS-CoV-2 fue
abordada de inmediato. La implementación rápida de esta estrategia por parte de los doctores panameños facilitó una rápida recuperación a pesar de que los pacientes poseían una triple infección”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *