fbpx
Pixabay

Por: María Mercedes Armas (Psicóloga)

La licenciada María Mercedes Armas Barrios es psicóloga egresada de la Universidad Central de Venezuela. Es integrante del Observatorio Venezolano de los DDHH de las Mujeres y del Centro de Investigación Social Formación y Estudios de la Mujer.
@psico.mm.armas
[email protected]

Entre los aspectos positivos de las redes sociales tenemos que nos ayudan a encontrar perfiles de afinidad, personas con las cuales podemos compartir, construir comunidades y llevar objetivos en común, lo cual también genera un sentido de pertenencia.

En cuanto a los efectos negativos a nivel de la autoestima, hay estudios que sugieren una correlación entre el uso de las RRSS y la insatisfacción con el propio cuerpo, lo que obviamente afecta el auto concepto y la autoestima.

A mayor exposición a los mensajes de las redes, mayor inconformidad y descontento. Esto sucede por la comparación en negativo con las figuras idealizadas que se fomentan en las redes, con cuerpos ajustados al estereotipo de belleza y que  además se muestran gozando de riqueza, lujos, poder y supuesta influencia; por ello se requiere el uso racional de estos contenidos, con los pies en la tierra.

El parámetro que se muestra es la perfección», lo cual, a nivel humano simplemente no existe. Una autoestima baja, que se enfrenta a este tipo de mensajes, tenderá a empeorar.

El diálogo con nuestros hijos e hijas, en este sentido, es muy importante; ya que las conversaciones con sus contemporáneos, en general, serán para seguir la tendencia.

La Sociedad Real de Salud Pública en el Reino Unido, realizó un estudio con 1.479 británicos de entre 14 y 24 años; pidiéndoles que valoraran como cada una de estas redes sociales impactaba en su salud y bienestar (Facebook, Instagram, YouTube, Snapchat y Twitter) .

Encontraron que todas empeoraban su salud mental en cuatro aspectos: la calidad del sueño, la imagen corporal, el ciberacoso y el sentimiento de estar perdiéndose algo. La única que tuvo un efecto positivo en la salud mental de los jóvenes fue YouTube y la que resultó ser más dañina fue Instagram, seguida de cerca por las demás.

En relación a la imagen corporal, que es un tema muy importante en la adolescencia, las RRSS son una fuente interminable de comparaciones que afectan sensiblemente en esta etapa, donde se está vulnerable a las opiniones de los demás acerca del propio cuerpo, a las críticas y al rechazo. Las redes más enfocadas en imágenes, como Instagram y Snapchat (y ahora TikTok) pueden estar produciendo sentimientos de insuficiencia y ansiedad en los jóvenes, haciendo que sus preocupaciones sobre su imagen corporal aumenten por encima de las de aquellas que no son usuarias de este servicio.

Además de las conductas adictivas que promueven las RRSS, y sus efectos negativos a nivel psico emocional, hay aspectos muy riesgosos que han ido causando cada vez más impacto y daños, en particular entre los jóvenes que se ven expuestos a este tipo de riesgos; en la próxima publicación hablaremos de ellos.

Por: María Mercedes Armas (Psicóloga)