Una “travesura” dio origen al cateterismo cardiaco