Covid-19, acompañantes que son un riesgo

Pixabay

El 80% de las personas que enferman de covid-19 se recuperarán sin mayores consecuencias. Sin embargo, con independencia de la edad, sufrir de enfermedades como cáncer, enfermedad renal crónica, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (Epoc), obesidad, condiciones cardíacas graves o Diabetes mellitus tipo 2, genera un mayor riesgo asociado al covid-19.

Los datos corresponden al Centers for Disease Control and Prevention (CDC), agencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos que además suma como otras dolencias de riesgo, el asma (moderada a grave), enfermedad cerebrovascular, fibrosis quística, hipertensión o presión arterial alta, sistemas inmunológicos debilitados e incluso condiciones neurológicas como la demencia.

El CDC (ver enlace: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/covid-data/investigations-discovery/hospitalization-underlying-medical-conditions.html) establece una fórmula proporcional de riesgo de hospitalización si tiene algunas de estas afecciones de base y contrae covid-19, cálculo que realizan en comparación con personas sin las afecciones.

De esta forma, un asmático tiene 1.5 veces más posibilidades de resultar hospitalizado; un diabético 3 veces; quien padezca una enfermedad renal crónica 4 veces; las personas con obesidad severa (Índice de Masa Corporal (IMC) superior o igual a 40) y un hipertenso, 3 veces.

Con dos condiciones el riesgo de hospitalización se sitúa en 4.5 veces y tres o más condiciones lo elevan a 5 veces.

El Dr. José Miguel Torres Viera, presidente de la Sociedad Venezolana de Cardiología, hizo especial referencia a estos indicadores durante la conferencia virtual Abordaje cardiovacular en paciente con covid-19, durante la cual compartió con el Dr. Iván Mendoza, presidente del Comité covid-19 de la Sociedad Interamericana de Cardiología (Siac), encuentro organizado por la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

El Dr. Torres Viera, quien se centró en el paciente cardiaco, dijo que el mensaje más importante con cada estudio nuevo que aporta el conocimiento del covid-19,  “es mantener el tratamiento farmacológico prescripto  porque el covid-19 va a descompensar esa enfermedad de base”.

El Dr. Héctor Ojeda, médico genetista, además de asesor de la OPS en Venezuela en el área de enfermedades no transmisibles, quien presentó y cerró este encuentro, reflexionó que la complicación cardiovascular asociada al covid-19 hace pertinente este tipo de intercambios informativos.

El CDC advierte en su documentación que afecciones cardíacas graves como insuficiencia cardiaca, la arteriopatía coronaria, las cardiomiopatías y la hipertensión pulmonar, “aumenta el riesgo de sufrir una enfermedad grave por covid-19”, abordaje médico que ya se había expuesto en este espacio periodístico (ver del Dr. Henry Collet: https://lawebdelasalud.com/leccion-del-covid-19-en-paciente-cardiovascular/ https://lawebdelasalud.com/afectacion-del-rinon-en-covid-19/ https://lawebdelasalud.com/covid-19-diabetes-y-obesidad/   )   (ver del Dr. Julio Acosta: https://lawebdelasalud.com/covid-19-riesgo-de-complicacion-cardiaca/    )

El CDC señala como acciones inmediatas, tomar los “medicamentos exactamente como se los recetaron”; seguir “las recomendaciones de su proveedor de atención médica en cuanto a dieta y ejercicio, mientras mantiene las precauciones de distanciamiento social”, y asegurarse de contar con el suministro de medicinas al menos para 30 días.

El presidente de la Sociedad Venezolana de Cardiología, entre otros “mensajes para llevar”, también indica que “toda la medicación cardiovascular crónica debe ser mantenida, incluyendo antihipertensivos, antiplaquetarios y anticoagulantes”.

De igual modo recuerda que “no hay medicación específica y efectiva para tratar covid-19” y, en el caso del remdesivir y la dexametasona,  son “moduladores de complicaciones”.

El Dr. Iván Mendoza hizo especial referencia al estudio Resultados de la resonancia magnética cardiovascular en pacientes recién recuperados por la enfermedad por coronavirus, publicado en Cardiología de JAMA, el 27 de julio de 2020, (Valentina O. Puntmann, MD, PhD1M. Ludovica Carerj, MD1,2Imke Wieters, MD3; et alMasia Fahim3Christophe Arendt, médico1,4Jedrzej Hoffmann, MD1,5Anastasia Shchendrygina, MD, PhD1,6Felicitas Escher, MD7Mariuca Vasa-Nicotera, MD5Andreas M. Zeiher, MD5Maria Vehreschild, MD3Eike Nagel, MD1)

“En este estudio de cohorte observacional prospectivo, se identificaron 100 pacientes recientemente recuperados de la enfermedad COVID-19 del Registro COVID-19 del Hospital Universitario de Frankfurt entre abril y junio de 2020”, con el objetivo de evaluar la presencia de lesión miocárdica en pacientes no seleccionados recientemente recuperados de la enfermedad por covid-19.

La investigación con pacientes alemanes recuperados luego de la infección por covid-19, reveló “compromiso cardíaco en 78 pacientes (78%) e inflamación del miocardio en curso en 60 pacientes (60%), independientemente de las condiciones preexistentes, la gravedad y el curso general de la enfermedad aguda y tiempo desde el diagnóstico original”. 

Estos hallazgos, afirman los autores, indican la necesidad de una investigación continua de las consecuencias cardiovasculares a largo plazo del covid-19.

Observan que la pandemia ha puesto mucho énfasis en la complicación respiratoria, pero advierten que informes de casos, a lo cual se suman sus propios resultados, concluyen que el virus “afecta prominentemente el sistema cardiovascular por exacerbar la insuficiencia cardíaca en los pacientes con condiciones preexistentes cardíacas”.

El Dr. Iván Mendoza indica que la gran pregunta es qué pasará con estos pacientes, recuperados del covid-19, pero con daño al corazón, y cómo evitar que presenten insuficiencia cardíaca.

Reconoce que por ahora la ciencia no sabe cómo evitar esta peligrosa relación, pero lo comprobado es que después del daño pulmonar, es la cardíaca la lesión más importante de allí el exhorto, en el caso de quienes tienen enfermedad de base, a no descuidar la medicación y, en el paciente sano, a atender las recomendaciones generales: lavado de manos, distanciamiento y mascarilla.

Violeta Villar Liste
redaccion@lawebdelasalud.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *