Estrés laboral, angustia y depresión, enfermedades silentes del trabajador en pandemia