Fracturas en niños tienen mejor pronóstico