Corazón, más allá del quirófano